lunes, 5 de junio de 2017

Politólogo británico: “Nos hemos vuelto débiles”

EUROPA

Politólogo británico: “Nos hemos vuelto débiles”

Pocos días antes de los comicios parlamentarios, un ataque terrorista sacude a Gran Bretaña. El politólogo Anthony Glees, catedrático de la Universidad de Buckingham, analiza las posibles secuelas en entrevista con DW.
Großbritannien Terroranschlag in London | Palace of Westminster, Flagge auf Halbmast (picture-alliance/empics/J. Brady)
DW: Profesor Glees, tras el atentado del sábado (4.6.2017), los partidos suspendieron por lo menos transitoriamente sus campañas electorales. ¿Se puede prever a estas alturas qué consecuencias políticas tendrá el ataque, faltando tan poco para las elecciones parlamentarias?

Anthony Glees: Las consecuencias pueden ser graves; no sólo para los partidos políticos, sino también para sus líderes. El jefe del partido laborista, Jeremy Corbyn, ha dicho todo el tiempo que está en contra de que se dispare contra presuntos terroristas. Pero los tres autores del ataque de anoche fueron abatidos a tiros. ¿Qué dirá al respecto?
Sabemos que hay aproximadamente 23.000 sospechosos de yihadismo en Gran Bretaña; pero no los podemos someter a escrutinio porque Theresa May eliminó esos controles en 2010, cuando era ministra del Interior. Ninguno de los dirigentes de los grandes partidos hace buena figura en este momento. Tampoco los servicios de seguridad: tras el atentado de Manchester se elevó la alerta de seguridad y luego se volvió a bajar. Eso significa que las autoridades no tenían idea alguna de que se planeaba otro atentado.
Professor Anthony Glees (University of Buckingham)
Anthony Glees es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Buckingham.
Theresa May, como antigua ministra del Interior, también fue responsable de recortes en el presupuesto de la Policía. Por otra parte, en materia de seguridad interior, los ciudadanos suelen atribuir más competencia a los conservadores que a la izquierda. ¿Qué pesa más?
Supongo que el partido de los tories estará mejor posicionado que el de los laboristas. Aun cuando los tories y Theresa May hayan cometido serios errores, los conservadores están ideológicamente de parte de una dura respuesta al terrorismo. Bajo la dirección de Jeremy Corbyn, que se sabe que simpatizó con el IRA, el Partido Laborista no sólo se pronunció en la campaña electoral contra la orden de disparar, sino también por negociar con terroristas. Pero todos los británicos lo ven: los terroristas no quieren sentarse a la mesa, sino dinamitar la mesa.
Tras cada atentado se movilizan fuerzas policiales y los mandatarios extranjeros envían condolencias y mensajes de solidaridad. Pero, en principio, nada cambia. ¿Es la política impotente en este caso?
La política es impotente porque Gran Bretaña se encuentra en una situación muy difícil. El año pasado votamos a favor del "brexit” sin que ningún político nos dijera qué significa en el fondo nuestro divorcio de la Unión Europea. Vivimos ahora en un país que no sabe cómo garantizar su propia seguridad, ni sabe hacia dónde ha de encaminarse el Estado en los próximos años. También por eso somos un blanco fácil de atacar. Estamos heridos.
Todavía no tenemos información sobre el trasfondo del atentado, pero existe la sospecha de que sus autores son islamistas radicales. Si fuera así, ¿qué razones específicas hay para que el terrorismo islamista golpee con tanta frecuencia en Gran Bretaña?

Hay razones históricas, dado que somos estrechos aliados de Estados Unidos, pero también existen razones sociales. El hecho de que nos hayamos vuelto débiles y que también nuestros enemigos nos vean así, tiene consecuencias. Es como en la selva: los animales heridos son atacados. Ese es el problema político que tendrá que enfrentar el Gobierno. Aunque las elecciones tengan lugar el jueves (8.6.2017), no serán comicios normales, debido a la amenaza terrorista y a la inseguridad con respecto al significado del "brexit”.
Los británicos son conocidos por reaccionar con mesura a los ataques terroristas. ¿Ve peligro de que algo pueda cambiar en eso?
Tiene razón, los británicos son mesurados. El alcalde de Londres, un musulmán, dijo: ‘no permitiremos que los terroristas destruyan nuestro modo de vida. Ese sería un triunfo para el terrorismo. Seguiremos actuando como hasta ahora'. Pero la gran pregunta es: si seguimos actuando como siempre, ¿se registrarán cada vez más atentados terroristas? Y yo no creo que la población del país acepte esa posibilidad sin más ni más. Algo tendrá que cambiar ahora seriamente. Si no se hace nada, algunas personas podrían tender a hacer justicia por su propia mano. La gran mayoría de los musulmanes, que no tiene nada que ver con el terrorismo, también se encuentra en una situación difícil.
Tres días después de los atentados de París, el entonces presidente de Francia, François Hollande, ordenó un ataque de la fuerza aérea gala contra los islamistas en Al Raqqa. Nosotros, en Gran Bretaña, no hemos hecho nada, tampoco dos semanas después de que nuestros niños fueran atacados en Manchester. Puede ser que ahora se multipliquen las voces que piden responder de una manera realmente nueva.
Anthony Glees es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Buckingham y especialista en política de seguridad en Gran Bretaña.
La entrevista fue realizada por Andreas Noll.

DW RECOMIENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario