miércoles, 17 de mayo de 2017

Chelsea Manning, quien filtró documentos a WikiLeaks, ha sido liberada

Chelsea Manning, quien filtró documentos a WikiLeaks, ha sido liberada

Por 


Chelsea Manning en 2010. Este miércoles dejó la prisión federal de Kansas donde estuvo recluida durante siete años. CreditEjército de Estados Unidos
Read in English
WASHINGTON — Chelsea Manning dejó este miércoles las instalaciones de la prisión militar de Fort Leavenworth, Kansas, con lo que finaliza uno de los casos criminales por la filtración de documentos clasificados al público más famosos en la historia de Estados Unidos.
Manning fue sentenciada a 35 años de prisión por filtrarle archivos secretos del gobierno estadounidense a WikiLeaks y pasó siete años encarcelada; cumplió una de las sentencias más largas por ese tipo de delitos. Fue liberada 28 años antes porque Barack Obama, en una de las últimas decisiones de su mandato, conmutó la mayor parte de su sentencia.
La teniente coronel Jennifer Johnson confirmó que Manning fue liberada, pero tanto el ejército como su equipo legal revelaron pocos detalles sobre su liberación y planes inmediatos. Los militares no permitieron que los periodistas pudieran esperar cerca de la puerta de la prisión.
La red de apoyo de Manning, que recaudó alrededor de 138.000 dólares en donaciones en línea para ayudar a cubrir sus gastos iniciales luego de la liberación, dijo que ella planea radicarse en Maryland, donde tiene familiares. Sin embargo, sus simpatizantes han mantenido en secreto el lugar donde estará durante las próximas semanas con la finalidad de darle un espacio físico y mental para acostumbrarse a su nueva vida.
“Gracias a todos por asegurar su libertad y respetar su privacidad mientras ella comienza a adaptarse a estar fuera de la prisión y reconstruir su vida después de siete años de confinamiento”, dijeron en una declaración conjunta Nancy Hollander y Vincent J. Ward, dos abogados que trabajaron en su apelación. “Chelsea ha expresado su profundo agradecimiento a sus simpatizantes y tiene muchas expectativas por el futuro”.
Manning se pronunció a través de un comunicado, en el que dijo que “todo lo que viene es mucho más importante que el pasado. Ahora mismo estoy pensando en todas esas cosas, es un momento emocionante, incómodo, divertido y nuevo para mí”.
Manning era conocida como el soldado Bradley Manning en 2010 cuando fue arrestada y acusada de compartir archivos de documentos militares y diplomáticos con WikiLeaks. Después de su juicio en 2013, anunció que era una mujer trans y cambió su nombre a Chelsea.
“Tengo ganas de trabajar con ella en los próximos días y semanas para brindarle el apoyo y la estabilidad que necesita para sanar y así poder planificar las próximas etapas de su vida”, dijo Chase Strangio, un abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) que representó a Manning en un proceso legal sobre su tratamiento médico en prisión, donde al inicio tuvo dificultades para recibir las hormonas que la ayudarían en su transición. “Los traumas de los últimos años no se disiparán simplemente por salir de prisión”.

Continue reading the main storyFoto

La entrada a la prisión de Fort Leavenworth, en Kansas, donde Manning estuvo recluida durante siete años. CreditColin E. Braley/European Pressphoto Agency

Previo al juicio, los militares mantuvieron a Manning aislada de otros presos y bajo condiciones especiales para evitar que se autolesionara, incluso después de que un psicólogo dijo que esas medidas ya no eran necesarias, lo que provocó protestas. Ella se convirtió en un icono para muchos activistas, incluso cuando los fiscales la calificaban como una traidora.
Después de su condena de 2013, Manning fue trasladada a Fort Leavenworth para cumplir su condena. Allí tuvo grandes dificultades, mientras experimentaba la transición para convertirse en mujer, en una prisión militar masculina. El año pasado, intentó suicidarse en dos ocasiones.
Strangio dijo que Manning tiene que “lidiar con y curar los efectos” de sus siete años de prisión, pero añadió: “No tengo dudas de que en el futuro seguirá siendo una gran defensora de las personas transgénero, la transparencia del gobierno y los principios básicos de la democracia”.
Los actos de Manning tuvieron fuertes consecuencias porque crearon un nuevo tipo de filtraciones: la copia en masa y la diseminación de muchos archivos sobre gran variedad de temas, prefigurando las acciones de Edward Snowden en 2013.
Las filtraciones de Manning revelaron una gran cantidad de información clasificada, como los asesinatos de civiles en la guerra de Irak, negociaciones diplomáticas y la discusión sobre la corrupción local en todo el mundo, además de informes de inteligencia sobre los detenidos en Guantánamo. Los militares inicialmente la acusaron de “ayudar al enemigo” —un cargo equivalente a la traición— basándose en la teoría de que divulgar información al público significaba que adversarios como Al Qaeda también tendrían acceso a los datos filtrados.
Los documentos filtrados por Manning también catapultaron a la fama global a WikiLeaks y a su fundador, Julian Assange, y los pusieron en la mira de la administración Obama y la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton. Esa enemistad preparó el terreno para el papel de WikiLeaks, seis años más tarde, en la difusión de correos electrónicos relacionados con la campaña demócrata para presuntamente socavar la campaña presidencial de Clinton y ayudar a Donald Trump. 
https://www.nytimes.com/es/2017/05/17/chelsea-manning-wikileaks-libre/
NOTICIAS RELACIONADAS 

Chelsea Manning: hombre, mujer, traidor, heroína


No hay comentarios:

Publicar un comentario