miércoles, 14 de junio de 2017

Parlamento ruso aprueba polémico plan de demolición en Moscú

EL MUNDO

Parlamento ruso aprueba polémico plan de demolición en Moscú

El derrumbe de las históricas viviendas ha sido rechazado por muchos habitantes, que se han manifestado en varias oportunidades contra la medida.
Das neue Image der Stadt Moskau Russland (DW/E.Samedowa)
Desde que se dio inicio al plan de renovación de vivienda en Moscú, los habitantes de los edificios de cinco pisos, construidos en la época de Nikita Jruschov se han dividido entre quienes quieren ser trasladados a departamentos más modernos y quienes no están dispuestos a dejar sus casas, siendo estos últimos quienes más ruido hacen al acusar a las autoridades de violar el derecho a la propiedad.
Más información:
Ya se han registrado varias manifestaciones en contra del plan de demolición de las llamadas "jruschovski”. Sin embargo, el Parlamento ruso aprobó con 399 votos a favor, dos en contray una abstención echar abajo las construcciones antiguas, lo que prevé la demolición de miles de edificios de la época soviética.
La ley ahora solo espera el visto bueno del Consejo de la Federación y del Senado ruso, además de la firma del presidente, Vladimir Putin.
La molestia de los moscovitas que viven en los edificios que serán demolidos radica en que muchas de las casas incluidas en la lista de demolición no están en estado ruinoso, incluso hay numerosos departamentos que han sido remodelados, lo que ha significado una inversión importante para sus habitantes que no creen que estos gastos se les devuelva, ni siquiera con las enmiendas y garantías introducidas a la ley desde que estalló la polémica.
Debido al descontento generado, el portavoz del Kremlin ha debido asegurar públicamente que el plan de reurbanización no fue idea de Putin, así trata de evitar que el enojo de los moscovitas afectados llegue al mandatario ruso.
MN (efe,ap)

DW RECOMIENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario