jueves, 4 de mayo de 2017

ADP, trampolín de ascenso político y un gran peso económico

GREMIO PODEROSO

ADP, trampolín de ascenso político y un gran peso económico

 - 
A través de la cooperativa de servicios múltiples, el gremio maneja un capital de más de RD$22 mil millones
En sus 47 años de existencia, el gremio magisterial ha servido como plataforma política de sus dirigentes.
En sus 47 años de existencia, el gremio magisterial ha servido como plataforma política de sus dirigentes. (Romelio Montero)
Desde sus orígenes, la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) ha sido una cantera fértil para el surgimiento de un liderazgo político, germinado y madurado en el fragor de las luchas magisteriales, y que en muchos casos, ha logrado trascender del ámbito sindical a la administración pública y legislativa. El más vivo ejemplo lo constituye la educadora Ivelisse Prats de Pérez, primera en presidir el gremio, fundado el 13 de abril de 1970 y quien a ocho años de liderar al profesorado por los caminos de la lucha gremial por mejores condiciones laborales, fue electa diputada por el Distrito Nacional. Un año después fue elegida como presidenta del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), posición a la que renunció para convertirse en ministra de Educación durante el Gobierno de Salvador Jorge Blanco, en el año 1982.

Con una militancia de medio siglo en el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), desde su fundación hasta su práctica desintegración, en 2014, Prats de Pérez sigue gravitando en el escenario político y actualmente funge como directora académica del Instituto de Formación Política José Francisco Peña Gómez.

De las entrañas del PRD, también emergió otro de los trece presidentes que ha tenido el gremio a lo largo de su historia. Se trata de Rafael Santos Badía, quien presidió el sindicato desde el 1990 al 1995, y paralelamente ocupó una curul en la Cámara de Diputados por la provincia Santo Domingo hasta el 1998. Posteriormente, desempeñó varios puestos en la administración pública como superintendente de Seguros durante el Gobierno de Hipólito Mejía y miembro del Parlamento Centroamericano (Parlacen) del 1998 al 2000.

Otro que logró dar el salto desde la dirigencia gremial bajo la sombrilla del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), fue Melanio Paredes, quien después de presidir la organización del 1995 al 1999, fue nombrado director de la Autoridad Portuaria y posteriormente, fue director del Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep) en el 2004. También fue ministro de Industria y Comercio en el 2007 y ministro de Educación en el tercer mandato del expresidente Leonel Fernández en el 2008.

Radhamés Camacho, también salido de las filas del oficialismo, ocupó la presidencia de la ADP en el año 2010 y paralelamente ocupó una diputación nacional que mantiene hasta la actualidad. Su historia gremial y partidaria, contribuyó a que lograra ingresar al selecto e influyente Comité Político del partido de Gobierno.

Aunque no ha ocupado ningún puesto en la administración pública, María Teresa Cabrera, ha sido una de las más combativas líderes del gremio y en las pasadas elecciones fue postulada como candidata a diputada por la provincia La Vega, por la Convergencia por un mejor país, liderado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM). Actualmente es una de las cabezas visibles del Movimiento Marcha Verde, contra la corrupción y la impunidad.

En tanto, el actual presidente y aspirante a la reelección, Eduardo Hidalgo, en la actualidad es diputado por la provincia Santo Domingo por el PLD y miembro del Comité Central del partido morado.

Al igual que todos los presidentes que le ha tocado liderar la organización durante los gobiernos de sus partidos, Hidalgo ha debido enfentar en más de una ocasión la línea oficial de su partido para luchar junto a la clase magisterial por un incremento salarial y otras reivindicaciones a través de movilizaciones y paros de docencia a nivel nacional.

Influencia
Aunque no han transcendido tanto como los presidentes mencionados, Enrique de León, Conrado Matías, Celio Guerrero, Sigifredo Cabral, Hilario Jaquez, Olimpia González y Eduardo Cuello, tambien jugaron papeles estelares dentro de la organización.

A Conrado Matías, se le atribuye haber reforzado la vida y dinámica institucional, incluyendo la realización de su primer congreso en el año 1977. También consiguió alzarse con una diputación por el PLD tras su paso por la ADP.

Pese a que no alcanzó la presidencia nacional del gremio, el profesor José Izquierdo, quien desempeñara varios cargos durante los gobiernos de Fernández, (Gobernador provincial, diputado y ex director del Fondo Patrimonial de las Empresas Reformadas del Estado (Fonper) también fue dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores por 23 años, asumiendo la presidencia de la seccional Santiago del 1995 al 1996.

Con la política por dentro

Y es que la política ha estado ligada de manera indisoluble al sindicato más grande y sólido del país, el cual agrupa a más de 90 mil maestros de todo el país, cuyas corrientes magisteriales se disputan cada tres años el control de una organización que tiene poder para desestabilizar a los gobiernos de turno con la paralización de la docencia, realizando denuncias de irregularidades en los distintos centros educativos y en el propio seno del Ministerio de Educación.

No en vano, los partidos buscan mantener la hegemonía de la influyente organización.

Un apetecible pastel

A lo largo de los años y tras encendidas jornadas de protestas, los maestros han logrado grandes conquistas a través de su sindicato, que hacen más apetecible su afiliación.

Los profesores tienen su propia Administradora de Riesgos de Salud autogestionaria, que surgió en el año 1985 luego que los dirigentes de la ADP y las autoridades de la entonces Secretaría de Estado de Educación, acordaran la creación del Seguro Médico para Maestros, mediante el financiamiento del Gobierno en un 75 por ciento y el restante 25 por ciento con los aportes directos descontados de los salarios de los profesores.

Asimismo, los educadores cuentan con su propio sistema de jubilaciones y pensiones gestionado, a través del Instituto Nacional de Bienestar Magisterial (Inabima), que además de estas actividades enmarcadas dentro del régimen de seguridad social, gestiona servicios para mejorar la calidad de vida de los profesores, como el seguro médico, la dotación de viviendas, el ahorro y préstamo, los servicios múltiples de consumo, la recreación, el transporte y el régimen de vacaciones.

Los profesores también disponen de la Cooperativa Nacional de Servicios Múltiples de Los Maestros, Inc. (COOPNAMA) que ofrece servicios de ahorros y créditos, no solo a los maestros del sector oficial, sino tambien al Ministerio de Educación e instituciones afines como el Instituto de Formación Técnico Profesional (Infotep), el Consejo Nacional para la Niñez (Conani), los pensionados del sector educativo, el Ministerio de Cultura, el Departamento de Atención a la Primera Infancia y a sus empleados.

Se trata de una de las cooperativas más grandes del país con una cartera de socios que a diciembre de 2016 contaba con más de 170 mil afiliados, un patrimonio por valor de RD$22,231 millones de pesos, activos por valor de RD$30,429 millones de pesos y aportaciones por RD$12,551 millones de pesos, según consta en el portal institucional de la entidad.

Coopnama posee un mayor capital que muchas entidades de la banca comercial.
Si de recreación se trata, los profesores cuentan desde el año 2002 con el hotel Coop Marena, un resort “todo incluido”, en la zona turística de Juan Dolio, adquirido por la Cooperativa de Maestros e inaugurado en el año 2003 por el expresidente Hipólito Mejía.
Como se ve, el gremio mantiene desde su origen un gran peso político, social y económico.
Un remanente de la Federación de Maestros
La “combativa” Asociación Dominicana de Profesores surge de los remanentes de la Federación Nacional de Maestros (FENAMA) con apoyo de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), entonces presidida por Hatuey de Camps, y de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), cuyo rector, Rafael Kasse Acta, aportó recursos materiales y académicos. La Fenama, que se disolvió en el 1967, había surgido bajo la asesoría de la Asociación de Maestros de Puerto Rico y logró conquistar un aumento salarial de un 100% y confrontar el gobierno del Triunvirato y parte de la Era de los 12 años de Joaquín Balaguer. Actualmente tiene una membresía compuesta por más de 90 mil profesores.
http://www.elcaribe.com.do/2017/05/04/adp-trampolin-ascenso-politico-gran-peso-economico

No hay comentarios:

Publicar un comentario