lunes, 10 de julio de 2017

Opinión: sobrevivimos al G20

EL MUNDO

Opinión: sobrevivimos al G20

Fue un encuentro marcado por excesos de violencia e intereses encontrados. Pero fue una cumbre exitosa, aunque no lo parezca, opina Dagmar Engel.
G20 Gipfel in Hamburg | Angela Merkel, Bundeskanzlerin (Reuters/A. Schmidt)
La cumbre de líderes del G20 pudo haber sido peor. No me refiero a los saqueos y disturbios, cuya violencia y destrucción llegó a un nivel de caos desconocido en Alemania.
Lo que pudo haber sido peor fue el resultado político del encuentro para sus 19 miembros y la Unión Europea (UE).  Por su composición, era ya dificil alcanzar el objetivo de consenuar una declaración final en conjunto. Había verdaderos demócratas junto a  perfectos autócratas y violadores de los derechos humanos. Entre ellos se destacaba Trump, que trajo consigo la carga slogan "EE.UU. Primero”.
Lo logrado
Bajo estas condiciones se puede estar satisfecho del resultado de la cumbre. Asombrosamente, todos acordaron en conjunto rechazar el proteccionismo. Cualquiera que sienta que ha sufrido alguna injusticia comercial deberá proceder a los reglamentos de la Organización Mundial de Comercio (OMS), lo cual representa un reconocimiento del multilateralismo, justo como lo quería la canciller alemana Angela Merkel. Se puede decir que este es el gran logro que fue aplaudido tanto por el presidente de Francia como por el de Rusia.

Lea más:
Pero en el ámbito del cambio climático, solo siendo extremadamente optimista podría uno catalogar este aspecto de la declaración en conjunto como un logro. En el comunicado aparece la mención concreta y explícita de la reitrada de los Estados Unidos del acuerdo de París. Por primera vez en la historia del G20 se produce un desacuerdo de tal magnitud, ya que todos los 19 países restantes cerraron filas en apoyo al convenio climático. Sin embargo, pudo haber sido peor.
Kommentarbild Kommentatorenfoto Dagmar Engel
Dagmar Engel
Lo fallido
Buenas ideas como el empoderamiento de la mujer, la apuesta por el desarrollo de África, acciones para mejorar las cadenas de suministro e iniciativas para la educación digital no fueron suficientes.
El G20 no logró su cometido, no pudo darle una nueva imagen a la globalización. A nivel mundial, existe la creencia de que la economía global no provee beneficios para todos, sino para unos cuantos.
Al cerrar la cumbre, Angela Merkel expresó que las acciones de la sociedad civil y de los manifestantes pacíficos habían contribuido e influenciado al encuentro. Pero esto no es lo que se vio. El G20 no ha evolucionado, no ha logrado aproximarse al ciudadano común. Antes de la cumbre, Merkel fue acusada  de querer presentar una imagen simbólica de su liderazgo internacional de cara a las elecciones que enfrenta más adelante este año. Pues las imágenes de Hamburgo resultaron muy diferentes.
Dagmar Engel (JCG)

Ver el video02:14

G20 2017: ¿Proteccionismo o libertad comercial?

DW RECOMIENDA

AUDIOS Y VIDEOS SOBRE EL TEMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario