jueves, 29 de junio de 2017

Escándalo en el Vaticano: El papa da excedencia al cardenal Pell, que se declara inocente de pederastia


Escándalo en el Vaticano

NOTICIAS RELACIONADAS
EUROPA
El papa da excedencia al cardenal Pell, que se declara inocente de pederastia
29 JUN 2017
El papa Francisco ha concedido un "período de excedencia" a su ministro de Finanzas, el cardenal australiano George Pell, que dijo ser "inocente" de los cargos de presunta pederastia presentados hoy en su país.
Pell, "número tres" de la Santa Sede, compareció en la sala de prensa del Vaticano pocas horas después de conocerse su imputación en Australia por presuntos delitos de pederastia para asegurar que es "inocente", que está "deseando comparecer" ante la Justicia de su país y que viajará allí a declarar.
"Los procedimiento judiciales me ofrecen ahora una oportunidad para limpiar mi nombre y luego volver aquí, a Roma para trabajar", declaró el cardenal, de 76 años, en una comparecencia ante los medios en la que no se admitieron preguntas.
El Vaticano precisó que el papa, informado de la intención de Pell de declarar en Australia, "le ha concedido un período de excedencia para poderse defender".
La Policía del estado australiano de Victoria le había imputado previamente por presuntos delitos de pederastia, y le citó a comparecer ante un tribunal el próximo 18 de julio.
Rechazó "por completo las acusaciones" que le llegan de las autoridades australianas y dijo que durante el periodo de pesquisas ha sido "completamente claro" al defender su inocencia.
En este proceso explicó que ha informado "regularmente" al papa, que está al corriente de la situación de su prefecto para la Secretaría para la Economía.
Pell aprovechó para denunciar lo que calificó de "implacable ataque" a su reputación y se refirió a "filtraciones a los medios" en relación con la investigación sobre su pasado.
En un comunicado, el Vaticano reconoció haber recibido "con desagrado" la imputación del purpurado y expresa su respeto por la justicia australiana pero recuerda que Pell "ha condenado repetidamente durante años" los casos de abusos.
Además, señala el Vaticano, Pell ha apoyado la creación de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores y, como obispo diocesano de Australia, "ha introducido sistemas y procedimientos para la protección de los menores y para garantizar la asistencia de las víctimas de abusos".
Pell, máximo representante de la Iglesia católica australiana, es sospechoso de haber abusado sexualmente de menores cuando era sacerdote en la ciudad de Ballarat (1976-80) y cuando fue arzobispo de Melbourne (1996-2001), ambas en el estado de Victoria.
La Policía de este estado confirmó en mayo que investigaba al cardenal, quien ya entonces a través de un portavoz defendió su inocencia y atribuyó las acusaciones a una campaña de difamación.
Entre las acusaciones se cuentan la de dos hombres que aseguran que Pell les tocó los genitales de forma inapropiada en la década de 1970, mientras un tercero asegura haber visto al prelado exponerse desnudo ante muchachos jóvenes.
Las investigaciones exoneraron a George Pell, quien en febrero dio su testimonio por videoconferencia ante una comisión gubernamental australiana que investiga los abusos sexuales a menores en el seno de organizaciones e instituciones públicas, religiosas y sociales.
El papa Francisco se ha mostrado muy sensible en repetidas ocasiones a los casos de pederastia conocidos dentro de la Iglesia y ha pedido perdón por la "omisión" de la jerarquía en relación con ellos en varios países.
Y a principios de este año el presidente de la Pontificia Comisión para la Protección de Menores, el cardenal Patrick Sean O'Malley, defendió que Francisco se ha comprometido a fondo para erradicar los abusos sexuales en la Iglesia.
Sin embargo los trabajos de esa comisión habían quedado en entredicho poco antes, cuando en marzo pasado uno de sus miembros, la irlandesa Marie Collins, víctima de abusos por parte de un cura cuando era adolescente, decidió abandonarla.
Collins denunciaba cómo a pesar de la aprobación del papa en 2015, la Congregación para la Doctrina de la fe, el ex Santo Oficio, que dirige el cardenal Gerhard Ludwig Müller, bloqueó la creación de un tribunal vaticano que se tenía que ocupar de recoger las denuncias de las víctimas de abusos y de los obispos negligentes en estos casos.
La renuncia de Collins se conoció un año después de que el británico Peter Saunders, también víctima de abusos y fundador de la Asociación Nacional de Personas que sufrieron abusos en la Infancia (NAPAC, en sus siglas en inglés), decidiera también abandonar la comisión.
Precisamente Saunders había expresado su contraposición ante algunas decisiones del cardenal Pell, especialmente en relación con las denuncias de pederastia en el seno de la Iglesia católica de Australia, o que hubiera rechazado declarar inicialmente alegando problemas de salud.
https://www.terra.com/noticias/mundo/europa/el-papa-da-excedencia-al-cardenal-pell-que-se-declara-inocente-de-pederastia,a8eefc7f54d943097848d4d996c07482pi43arw8.html
Cardenal Pell aborto y violación de menores
Cardenal Pell aborto y violación de menores
Cardenal: El aborto es un pecado más grande que el abuso por sacerdotes 
Recomendaciones para el Cardenal Pell: Cuando esté hablando de encubrimientos de la violación de niños, lo mejor es seguir con disculpándose 
Cardenal Pell aborto y violación de menores
George Pell dice: "Yo he estado siempre del lado de las víctimas." Pero el arzobispo de Sydney tiene una manera extraña de expresar su apoyo. 
Durante una investigación esta semana en lo que el Herald Sun describe como el abuso sexual infantil "rampante" por parte de sacerdotes desde hace décadas, Pell admitió: "Hemos sido lentos para hacer frente a la angustia de las víctimas y no lo hemos hecho bien." Reconoció que su predecesor, Sir Frank Little, "encubrió" casos de abuso sexual y que el ex obispo Ballarat Ronald Mulkearns sabía de las acusaciones y destruyó documentos y trasladó a los sospechosos a otras parroquias, acciones que se han sido "seguidas de consecuencias desastrosas."  El Parlamento de Victoria ya tiene evaluados que aproximadamente 620 niños fueron víctimas de abusos sexuales por parte del clero en Australia desde 1930 hasta el presente. Fue un abuso que no fue sólo perpetrada pero oculto por la jerarquía de la nación. "La principal motivación habría sido respetar la reputación de la iglesia", admitió Pell. "Existía el temor de escándalo. 
"En su discurso, Pell fué apologético y específico en su reconocimiento de la fechoría. "Yo no creo que muchos, si acaso alguna, de las personas en el liderazgo de la Iglesia Católica sabían qué generalizado problema que teníamos. No hay duda de que vidas han sido arruinadas ", dijo. "No hay duda de que estos crímenes han contribuido a muchos suicidios. 
"Pero aunque Pell dice que nunca cubierto directamente abusos y que está "comprometido a trabajar para hacer mejoras," La trayectoria de Pell cuenta una historia diferente. Hace veinte años, Pell apareció en la corte con su colega Padre Gerald Francis Ridsdale mientras Ridscale estaba en juicio por abuso sexual. Ridsdale finalmente fue condenado por abusar sexualmente y violar a 40 niños durante un período de 26 años. En la encuesta de esta semana, el cardenal Pell defendió su apoyo a Ridsdale, diciendo: "En ese momento nadie sabía - Bueno, ciertamente yo no - lo que resultó ser el gran alcance de su infame carrera. Yo sabía que había un número muy significativo de cargos, pero no tenía ni idea acerca de todas las otras cosas que se desarrollaron. "Durante el mismo período, Pell siguió autorizando el pago de una "indemnización frugal" al Padre Ronald Pickering Pickering luego de que éste huyera a Inglaterra a raíz de las acusaciones de abusos sexuales y se hubiera negado a cooperar con las autoridades. Fue el sucesor de Pell quien detuvo los pagos y puso en marcha una investigación.
Sin embargo no es aquí donde termina la ignorancia de Pell, . Hace once años, Pell dijo a un grupo de delegados de la JMJ que " el aborto es un escándalo moral peor que los sacerdotes que abusan sexualmente de los jóvenes " porque el aborto "siempre es una destrucción de la vida humana." 
Y aunque, cuando habló el lunes Pell dijo: "Yo soy totalmente apologética y absolutamente lo siento", su grado de no-comprensión no deja de ser sorprendente. Pell insistió: "No creemos que tenemos una obligación moral" de aumentar los montos de indemnización para las víctimas de abusos sexuales. Y en un caso épico de mala sincronización, arremetió contra "25 años de hostilidad por parte de la prensa", y señaló que el gobierno australiano "no estaba activo antes" en la búsqueda de casos de abuso sexual. Asimismo, escandalosamente, declaró: "Yo he dicho a veces, si hubiéramos sido chismosos y hubieramos hablado el uno al otro de los problemas que estaban pasando nos habríamos dado cuenta antes lo generalizado que este horrible asunto era ". 
Aquí hay un consejo: Cuando hablas de encubrimientos sistemáticos de violación de niños, lo mejor es seguir con disculpas. Es bueno recordar que se puede admitir que ha cometido errores sin hacer la ridícula y fácilmente refutable afirmación de que usted ha estado siempre del lado de las víctimas, o hacerse el humilde presumiendo que el verdadero problema es que no eran "chismosos". Hacer lo que es moral y legalmente responsable cuando alguien está abusando de los niños no es, por cierto, "chismes". Y debería considerar, mientras que usted está explicando a sí mismo al mundo, que todavía tiene mucho examen de conciencia aún para hacer. Porque ahora mismo, Pell sigue siendo un ejemplo terrible de la maldad de la complacencia. 
Quizás el momento más revelador de la aparición de Pell no era nada de lo que dijo acerca de los crímenes de sus compañeros de trabajo o el litigio de las víctimas. En lugar de ello fue cuando, el lunes, el vicepresidente de la comisión, Frank McGuire, preguntó a Pell a quemarropa: "¿Fue culpable de ceguera voluntaria?" Y el varón de Dios le contestó con seguridad: "Yo ciertamente no lo era".

http://www.taringa.net/posts/noticias/16775440/Cardenal-Pell-aborto-y-violacion-de-menores.html
 EFE en español EFE - Agencia EFE
MUNDO
Cardenal Pell admite "enormes errores" de la Iglesia en casos de pederastia
29 FEB 2016
El cardenal George Pell, tesorero del Vaticano y el más alto cargo de la Iglesia Católica que ha declarado en un caso de pederastia, admitió hoy "enormes errores" de la institución religiosa frente a las denuncias de abusos sexuales a menores en Australia.
"La Iglesia en muchos lugares, y ciertamente en Australia, ha estropeado las cosas y ha decepcionado a la gente", declaró Pell por vídeo conferencia desde Roma en su primer día de comparecencia ante la comisión australiana que analiza la respuesta institucional a las denuncias por abuso sexual a menores en el país oceánico.
"No estoy aquí para defender lo indefendible", puntualizó Pell, en su tercera declaración frente a la comisión, la segunda desde que fue nombrado en febrero de 2014 prefecto de la Secretaría de Economía de la Santa Sede.
El prelado, que está previsto que prosiga mañana con su declaración, ha sido citado en relación a decenas de casos de pederastia ocurridos entre las décadas de 1960 y 1980 en las sureñas ciudades de Ballarat, donde nació y trabajó de sacerdote, y Melburne, donde fue arzobispo.
En una comparecencia de cuatro horas, Pell, quien no pudo viajar a Australia por motivos de salud, repitió que su frágil memoria no le permite recordar hechos y que no tenía entonces la información suficiente.
"No recuerdo que haya pasado este tipo de cosas y en consecuencia, no lo creo, pero mi memoria es a veces falible", se defendió Pell.
Lo que sí reconoció es que en el seno de la Iglesia Católica existía una tendencia generalizada a no dar crédito a las denuncias de los menores en una época en que se buscaba "proteger de la vergüenza a la institución".
"No estábamos tanto alerta en aquellos días como lo estamos ahora", comentó Pell al justificar las respuestas de la Iglesia Católica en Australia frente a las conductas pederastas de algunos de sus miembros.
Pell indicó que desconoce el número exacto de denuncias vinculadas a abusos sexuales atribuidos a miembros de la Iglesia Católica de Ballarat, que implica al menos a seis sacerdotes de la Congregación de los Hermanos Cristianos que trabajaron en escuelas de esa ciudad.
El prelado declaró que le habían informado "brevemente" sobre los abusos sexuales a principios de la década de 1970, pero en ningún caso en profundidad.
Pell reconoció que en la Iglesia Católica muchas de las quejas fueron descartadas y en algunos casos bajo circunstancias escandalosas.
"Debo decir que en aquellos días si un sacerdote negaba este tipo de actividades, yo me inclinaba fuertemente a aceptar su negación", manifestó Pell al referirse a los rumores de las actividades pederastas del monseñor John Day, quien fue acusado en 1971 y 1972 de asalto indecente a niños cuando fue sacerdote en Mildura.
Asimismo Pell aseguró que no tenía conocimiento que el exobispo de Ballarat, Ronald Mulkearns, enviaba al extranjero a los sacerdotes que habían cometido ofensas sexuales para someterlos a tratamientos psicológicos.
Pell, sobre quien no pesa ninguna sospecha de cometer abusos sexuales a menores, vivió en la década de 1970 en un seminario con el sacerdote pederasta Gerald Ridsdale, quien cometió decenas de abusos contra más de 50 menores cuando trabajaba como capellán en el colegio St Alipius de Ballarat entre las décadas de 1960 a 1980.
Una de las víctimas de este sacerdote es su sobrino David Ridsdale, quien asegura que cuando llamó a Pell en 1993 para contarle que su tío había abusado sexualmente de él, el ahora cardenal trató de silenciarlo.
Pell concedió que el traslado de Gerald Ridsdale de parroquia en parroquia fue "una catástrofe" tanto para las víctimas como para la propia Iglesia.
Una quincena de familiares y víctimas que sufrieron en el pasado abusos sexuales por parte de miembros del clero en Australia pidieron el domingo en Roma al cardenal George Pell, al papa Francisco y a la Iglesia Católica que dejen las palabras y emprendan "acciones reales" para evitar que se repitan casos similares.
Algunos de los niños que sufrieron abusos sexuales en las instituciones católicas se suicidaron al hacerse adultos o tienen problemas psicológicos y sociales debido a los traumas sufridos.
 EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.
https://www.terra.com/noticias/mundo/cardenal-pell-admite-enormes-errores-de-la-iglesia-en-casos-de-pederastia,8306e02a188cb3153f5624a125ec21250q3pro34.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario