miércoles, 5 de julio de 2017

Un partido para el presente y el futuro - Andrés Lugo Risk @AndresLugoRisk

MI TURNO

Un partido para el presente y el futuro 

Puntos de vista miércoles, 05 de julio de 2017
Andrés Lugo Risk
alugorisk@hotmail.com
Un partido para el presente y el futuro
Partiendo de la definición moderna que nos ha legado el reconocido politólogo italiano Giovanni Sartori, un partido es una agrupación política que busca el poder a través de elecciones libres dentro de un sistema competitivo.
Hay que precisar que en los sistemas de partidos no competitivos solo existen partidos únicos y/o hegemónicos.
En los competitivos encontramos bipartidismo, pluralismo limitado, pluralismo amplio o extremo de partidos y los predominantes. En República Dominicana podemos afirmar que tenemos un sistema competitivo que ha ido progresivamente pasando de un pluralismo limitado a un pluralismo extremo, con una fuerte tendencia en los últimos años a un sistema de partidos predominante.
Pero ese predominio ha sido el resultado de una concentración absurda de poderes que ha ido auto generándose el propio partido de gobierno, en base, entre otras cosas, a un uso abusivo, clientelar y corrupto del erario del Estado que administra.
Si bien es cierto que la oposición ha cometido muchos errores capitalizados electoralmente por la disciplina y organización de la estructura partidaria oficialista, no es menos cierto que el elemento decisivo en los últimos tiempos ha sido el aprovechamiento que este ha hecho de las debilidades institucionales, tanto en el ámbito jurídico- normativo y de aplicación de las leyes, como en el plano financiero, fiscalizador y electoral del Estado dominicano.
Esto ha ido deteriorando nuestro régimen institucional con graves consecuencias en todos los órdenes de la vida nacional.
En este complicado contexto, nace el Partido Revolucionario Moderno (PRM), principal fuerza de oposición en la actualidad y la única opción real a la vista para desplazar al PLD del poder; una alternativa constituida con la celeridad de quien se supo despojado de sus derechos por un tribunal electoral formado para servir a fines particulares muy definidos, y con la astucia de no caer en la trampa de iniciar su formación desde cero debido a la evidente intención de no reconocerlo oficialmente, por parte de una viciada y dependiente Junta Central Electoral.
Luego de transcurrido un año del proceso electoral, el PRM tiene el reto y el desafío, ante los ojos de toda la sociedad, de demostrar que no es una organización mas de nuestro deteriorado sistema predominante de partidos.
En poco más de dos años de formado ha presentado credenciales que aunque en la balanza del juicio político considero positivas, lo más importante aun está por venir: demostrar que es una opción viable y factible de poder. Que puede hacer oposición firme y responsable; que puede llevar a cabo una política distinta, con transparencia, rendición de cuentas, en contra de la corrupción y la impunidad, con respeto estricto a la ley y a la Constitución; y una conducción institucional y democrática de la nación, que nos lleve a un verdadero progreso social, político y económico, y con ello a reducir los niveles de pobreza, contribuir con el desarrollo humano y la igualdad social de nuestros ciudadanos.  
En esa titánica tarea debemos contribuir todos sus miembros, desde los más encumbrados dirigentes hasta los que solo ostentamos categoría de militantes. En los próximos meses, el partido tendrá una gran oportunidad de demostrarlo. Y confío, para beneficio del presente y futuro del país, que el PRM saldrá airoso.
http://www.listindiario.com/puntos-de-vista/2017/07/05/472813/un-partido-para-el-presente-y-el-futuro

No hay comentarios:

Publicar un comentario