lunes, 17 de julio de 2017

España extraditaría a "hacker" ruso a EE. UU.

EL MUNDO

España extraditaría a "hacker" ruso a EE. UU.

La Audiencia Nacional celebra este jueves vista de extradición a Estados Unidos del "hacker" Stanislav Lísov, detenido en Barcelona y sindicado de millonario fraude con “troyanos bancarios”. Lísov pidió ayuda a Putin.
default
Sobre la vista de extradición, la Fiscalía española ha informado ya a favor de la entrega y el jueves, expondrá sus razones para apoyar su postura, mientras que la defensa del ruso se opondrá a ella. En el informe remitido por la Fiscalía a la sección cuarta, se apoya la entrega de este ciudadano ruso por delitos de daños informáticos, penados en EEUU con hasta 25 años de prisión. Lísov pidió ayuda al presidente ruso por presunta "injusticia" de Estados Unidos.
Lísov, sobre quien recaía una orden de arresto cursada en agosto de 2016 por el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York, es sospechoso de desarrollar, distribuir y utilizar, junto a otras personas, el software malicioso NeverQuest.
Ruso habría cometido millonario fraude con "troyano bancario” 
Con este "malware" conocido como "troyano bancario", Lísov y el resto de integrantes de la red habrían defraudado 855.000 dólares a instituciones financieras, según indica el fiscal en su escrito. NeverQuest se instalaba clandestinamente en el ordenador de la víctima y robaba las credenciales de usuario (como nombres de usuario, contraseñas o preguntas de seguridad) cuando el cliente entraba en las páginas web de entidades financieras.
En concreto, Lísov, de 31 años, "alquilaba y pagaba servidores que controlaban los ordenadores de las víctimas infectados con NeverQuest y tenía acceso de nivel administrativo de esos servidores", sostiene el representante del ministerio público español.
El fiscal indica que estos hechos se consideran en EEUU constitutivos de los delitos de conspiración para piratear computadoras (penado con hasta 5 años de prisión) y de conspiración para cometer fraude de transmisión electrónica (hasta 20 años), que en el Código Penal español encontrarían su encaje en un delito de daños informáticos.
Lísov fue detenido el 13 de enero cuando se encontraba de vacaciones en Barcelona con su esposa y fue arrestado en el aeropuerto en el momento en que se disponía a abandonar España en un vuelo con destino a otro país de la Unión Europea.
Según la Guardia Civil, los investigadores analizaron servidores alquilados por Lísov en Francia y Alemania y uno de ellos contenía archivos con millones de credenciales de datos de acceso, incluidos los nombres de los usuarios, contraseñas y preguntas y respuestas de seguridad para cuentas de sitios web bancarios y financieros.
JOV (efe, vanguardia)
 
Ver el video01:31

Alemania: Objeto de ciberespionaje extranjero


AUDIOS Y VIDEOS SOBRE EL TEMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario