martes, 20 de junio de 2017

El atún tropical: conocerlo más para pescarlo mejor

AMÉRICA LATINA

El atún tropical: conocerlo más para pescarlo mejor

El 40 por ciento de la pesca de atún tropical acaba en el mercado europeo. La Comisión Europea financia un estudio que podría aportar a una mejor gestión de especies en peligro de extinción.
Thunfisch – Phillippinen, Libertad (DW)
No todos están tan amenazados como el atún rojo. Sin embargo, los atunes tropicales skipjack, yellowfin y bigeye podrían encontrarse pronto en mala situación. 
La Unión Europea, cuyas flotas capturan el 40 por ciento de estas especies, financia, hasta 2020, un proyecto de estudio del comportamiento de los atunes atlánticos. Se trata de introducir diversos tipos de sensores (tags) que, luego, al ser recuperados, dan razón de las millas naúticas recorridas, del tamaño alcanzado, de su migración.
Lea también:
Reunidos en Bruselas para explicar los resultados que se han alcanzado hasta el momento, especialistas del proyecto informan que de 50.553 marcas implantadas en los atunes vivos, el 15 por ciento ha sido recuperado. Uno de los peces, recuperado tras 35 días, había recorrido 197 millas náuticas; otro, tras 299 días, tenía a su haber 4371 millas náuticas.
África, Brasil, Uruguay, el Caribe
En la costa africana, Costa de Marfil, Ghana y Senegal tienen bases y centros para marcar a los peces; en las costas europeas hay centros en las islas Azores, las de Cabo Verde y las Canarias. En las costas americanas, en Brasil y Uruguay. En planificación están bases en el Caribe de Venezuela.
Miguel Neves dos Santos, asistente del Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Tropical (ICCAT).
Miguel Neves dos Santos, asistente del Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Tropical (ICCAT).
El objetivo: "Queremos asegurar que a largo plazo los países puedan beneficiarse de la pesca de sus recursos. Que todas las recomendaciones y los consejos del Consejo Científico sirvan de base real para la gestión de los recursos. Ésta, por el momento, no es tan buena como podría ser”, explica a DW Miguel Neves dos Santos, asistente del Secretario Ejecutivo Adjunto de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Tropical (ICCAT).
¿Cuál es la situación del atún?
"La situación del atún depende muchísimo de qué especie estemos hablando. Por ejemplo, el atún rojo del Atlántico se ha empezado a recuperar, sin embargo, no se pueden aumentar mucho las cuotas de pesca porque evidentemente la recuperación es lenta. Estos atunes son especies de vida larga, tardan muchísimos años en reproducirse y por tanto hay que ser muy conservadores a la hora de hablar de su protección”, explica a DW, por otra parte, Celia Ojeda, especialista de Greenpeace para las especies marinas y la pesca. 
¿Más datos, mejor manejo?
 "La mayoría de los atunes que se capturan por determinadas zonas tienen comités regionales de pesca. Éstos tienen científicos que estudian las especies durante las temporadas de pesca. Proponen unas cuotas de pesca y luego son los países interesados y que tienen flotas en la zona para capturarlos los que deciden si las aceptan o piden aumentarlas”, sigue la especialista de Greenpeace.
Con todo, los nuevos objetivos de desarrollo aceptados por todos los países de Naciones Unidas incluyen el manejo sustentable de los océanos, los mares y sus recursos. Manejar sustentablemente, ¿debe pasar por dejar de pescar? "A veces una medida así de radical se necesita, pero de acuerdo a los recursos existentes se puede decidir que es lo mejor para alcanzar el objetivo de una pesca sustentable”, explica Dos Santos.
Belgien Brüssel - Konferenz über Thunfischstudie mit Miguel Neves dos Santos
Unas 400 toneladas de bigeye, yellowfin y skipjack se capturan, procesan y venden cada año; su industria genera unos 3 billones de dólares. De esto, según datos del ICCAT, el 50 por ciento se queda en países en desarrollo.
Por otro lado, siendo la UE el segundo mayor consumidor después de Estados Unidos, "los fondos de los países europeos son muy importantes para rellenar los vacíos de conocimiento y proteger a las especies”, agrega Dos Santos, que espera involucrar a más países y más poblaciones e instituciones locales. Por lo pronto, el 90 por ciento lo pone la UE y el 10 por ciento Estados Unidos, Canadá, Uruguay y China.
"Hasta ahora los patrones que se han dado es que los científicos proponían unas cuotas y los países siempre pedían cuotas muy por encima de lo que estimaban los científicos que era sostenible capturar”, dice Ojeda, de Greenpeace.
Si bien ve con buenos ojos el apoyo a programas científicos que aseguren un manejo sustentable del atún, opina que "luego, en la práctica, faltará esforzarse por escuchar verdaderamente lo que advierten los científicos”, concluye.
Autora: Mirra Banchón (VT)

DW RECOMIENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario